© 2023 by Woman PWR. Proudly created with Wix.comTerms of Use  |   Privacy Policy

Pablo Javkin

Nací y crecí en Rosario. Tengo 47 años  y acá me quedo, para siempre. Soy padre, esposo y abogado. Estudié, viajé, aprendí. Tengo experiencia legislativa y ejecutiva. Estuve en el Poder Ejecutivo y, cuando terminaron mis mandatos, trabajé en el sector privado. Cuando volví, fue porque me votaron. No tengo ni un sólo pariente en la función pública.

Esta era la provincia de la trampa electoral, la que limpiamos de raíz cuando empezamos a votar con la Boleta Única, un proyecto mío que logré que se convierta en realidad.

Cuando fue necesario, renuncié a la comodidad y los privilegios de una diputación nacional para ayudar a una gestión municipal que necesitaba más energía y más humildad. Y lo hicimos, con muchas obras y mucho trabajo. Me hice cargo de la emergencia en seguridad, ocupándonos de las víctimas y coordinando a los fiscales, a los jueces y a la policía para controlar lo que pasaba en Rosario. En ese tiempo tuvimos los mejores resultados de los últimos años.

Hoy hace falta un cambio, pero definitivo. Hay una solución y es sencilla: saber y trabajar.

 

Hay que controlar y vigilar, para que vivas más seguro. Yo sé cómo. Hace falta coraje y manos limpias. Soy abogado, sé investigar, sé de leyes, sé cómo acusar a los malos y sé cómo defender a los buenos. Sé cómo hacer que la policía te cuide en serio, cómo exigirle a los jueces que metan presos a los que delinquen y que no salgan al otro día.

Sé cómo hacer para vivir más ordenados. Sé cómo hacer para que los colectivos pasen más veces, para que se circule por donde corresponde, para que todos respetemos los horarios de descanso, para que la basura se recolecte, para que la calle sea de los vecinos. Sé como hacer para que Rosario vuelva a ser la ciudad más cultural e innovadora del país, la de la gente disfrutando de los mejores espacios públicos, abiertos, limpios y seguros.

Las obras que se hicieron, hay que cuidarlas.
Si construimos los emisarios, ahora hay que mantener la limpieza para que no se inunde.
Si abrimos calles, hay que controlar la velocidad para que no haya accidentes.
Si se llenan los espacios públicos, hay que poner baños, bebederos y más árboles.
Si hay crisis, hay que hacer sencillas las habilitaciones de los comercios.
Si necesitamos empleo, hay que crear industria.

Si queremos mejorar la convivencia, hay que mejorar mucho el control y la presencia del Estado.
Si queremos futuro, hay que cuidar a los pibes.

 

No soy el candidato del kirchnerismo, no soy el candidato del PRO, ni el candidato del socialismo. No necesito padrinos ni esconderme atrás de nadie.

Estoy preparado para gobernar la Rosario del futuro. Conozco sus cuadras, las caminé todas. Lo sigo haciendo y lo voy a hacer todos los días. Hay políticos que se enamoran de sus despachos cómodos. Yo no soy así. Para mí, gestionar es trabajar bien cerca de donde están los problemas. Cuando sea Intendente, me vas a ver muy seguido en la esquina de tu casa.

Creo en nosotros y creo en Rosario. Construir una ciudad es un desafío hermoso. Ojalá cuente con vos.